/

OpiniónSin Paradigmas

A Norma Layón nadie la quiere en Texmelucan

Con la caída del Tanque Elevado y que lamentablemente costó la vida de dos personas, también se sepultaron las posibles aspiraciones de la alcaldesa, de quien cuentan, soñaba con buscar una tercera y última reelección al frente de la demarcación.

A Norma Layón nadie la quiere en TexmelucanFoto: cortesía

Las recientes Fiestas Patrias en el municipio de San Martín Texmelucan no significan una tregua para la edil Norma Layón.

Con la caída del Tanque Elevado y que lamentablemente costó la vida de dos personas, también se sepultaron las posibles aspiraciones de la alcaldesa, de quien cuentan, soñaba con buscar una tercera y última reelección al frente de la demarcación.

¿En qué me baso para decir que su carrera política murió?

¡Sencillo!

Norma Layón llegó a la presidencia municipal de Texmelucan por una imposición de 2018.

Desde ese año, la alcaldesa sumergió al municipio en una serie de escándalos, que hacer un recuento de ellos, llevaría un libro completo, aunque sí podemos citar algunos ejemplos de cómo no es odiada por sus gobernantes.

Uno de ellos, fue en 2021 cuando la mayor parte de la población de Texmelucan, marchó por su reelección ante un presunto fraude electoral que cometió.

En ese año los votos que obtuvo no eran suficientes para su reelección, pero en un recuento total de los mismos, “curiosamente” dio la vuelta a sus principales adversarios políticos.

A lo anterior, hay que sumarle la incidencia delictiva que impera en Texmelucan, donde las ejecuciones son el pan de cada día.

Súmenle que los cuerpos policiacos del municipio no están a la altura de las circunstancias, pues recientemente un agente fue dado de baja por estar jugando con su arma de fuego durante una fiesta.

Y la cereza del pastel, como les dije arriba, fue la caída -en menos de 48 horas- de un Tanque Elevado de Agua que costó 2.6 millones de pesos y presuntamente tenía una garantía de 20 años.

Esta última tragedia y referirse a las víctimas “como borrachitos”, casi cuesta que la edil sea linchada por los habitantes de San Baltazar Temaxcalac.

¿Les queda alguna duda de que nadie quiere a Norma Layón?

También hay que ser realistas, la edil no renunciará al cargo a pesar de la pésima gestión que encabeza desde hace 4 años.

Sin embargo, urge cortar cabezas para medio limpiar su imagen de una extrema corrupción, aunque eso, también hay que decirlo, es imposible.

Hasta aquí mi reporte.

Recuerden escribir a chucholemus58@gmail.com

También sígannos en Twitter como @farodigital_ y Facebook @farodigitalpue

LA FRASE

“Creo que el odio es un sentimiento que sólo puede existir en ausencia de toda inteligencia”.

Tennessee Williams

Deja una respuesta