Detención del coronel Montano, punto de quiebre para mártires de la UCA » Sucesos Puebla

Municipios

Detención del coronel Montano, punto de quiebre para mártires de la UCA

Detención del coronel Montano, punto de quiebre para mártires de la UCAFoto: Gobierno del Estado
Sucesos Puebla

Por: Redacción

Primo Levi, sobreviviente del Holocausto, dice en sus memorias: “Lo es lícito callar. Si nosotros callamos, ¿quién hablaría?”. La recuperación histórica de actos atroces contra la humanidad no sólo es un acto de memoria, sino de clamor permanente por la justicia y la no repetición.

Durante la jornada Rupturas, suturas y reconstrucción social. ¿Cómo subsanar tejidos sociales maltrechos?, organizada por la Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría, SJ, se abordó la sentencia al coronel Inocente Montano como un hito en el esclarecimiento del asesinato de los mártires de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) en 1989, así como su impacto mediático y social a nivel mundial.

En su intervención de apertura y encuadre, el Mtro. Mario Patrón Sánchez, Rector de la IBERO Puebla, estableció que cuando la justicia se abre paso se alienta la esperanza de que se consagre la reconciliación, la cual supone procesos de verdad, justicia y reparación.

“Es el tiempo de la escucha, de la palabra, de las voces de las víctimas y de una justicia que sea restaurativa”. Esto implica, explicó, poner en el centro a las víctimas y que las instituciones que detentan el monopolio de la palabra sean quienes escuchen. Además, los victimarios deben mirar a las víctimas y realizar el “recibimiento del rostro” que explicaba Emmanuel Lévinas.

La justicia penal se centra en responsabilidades individuales, pero se exige que el Estado reconozca que una de las estructuras en El Salvador cometió crímenes de lesa humanidad. Por eso, la búsqueda de justicia para los mártires de la UCA debe irradiar en el contexto mexicano. “Han sido las víctimas de violaciones graves a los derechos humanos quienes representan la posibilidad de impulsar agendas transformadoras”, concluyó Patrón Sánchez.

Caso jesuita, en España
El caso de los mártires de la UCA apareció en la órbita internacional en 2008, cuando el Centro de Justicia y Rendición de Cuentas y la Asociación Pro Derechos Humanos de España presentaron una demanda en la Audiencia Nacional contra el expresidente salvadoreño Alfredo Cristiani. En aquel foro se expuso a ojos del mundo el anhelo de las víctimas salvadoreñas por exigir justicia.

Años después, Estados Unidos materializó la orden de arresto contra el coronel Inocente Montano por fraude migratorio, cuando se buscaba su captura por su vinculación con el caso UCA. “La solicitud de extradición despertó intereses en el trabajo de los jesuitas en El Salvador y de las irregularidades de un ejército financiado por Estados Unidos”, reflexionó Almudena Bernabéu, directora del Guernica Center for International Justice.

El Salvador se encuentra en un punto de inflexión, pues la Corte Suprema de aquel país ha ratificado un sobreseguimiento a favor de los autores intelectuales de la matanza. No obstante, el juicio en España fue importante para los sistemas judiciales de Centro y Sudamérica, pues allá se realizan litigios contextualizados. Así lo estimó José María Tojeira, SJ, director actual del Instituto de Derechos Humanos de la UCA.

Este paradigma permitió que la justicia se centrara en las víctimas y las problemáticas que habían vivido para que éstas se expresaran plenamente, lo cual no hubiese sido posible en El Salvador. Relató el caso de Lucía Serna, testigo ocular de la matanza que fue protegida por actores políticos internacionales ante la vulnerabilidad en la que se encontraba en su país de origen.

No obstante, el proceder de la justicia española recibió amplias críticas en Latinoamérica debido a la percepción de una nueva ola de intervención poscolonialista. Lo que permitió que España participara en el caso fue que, de las ocho personas masacradas en la UCA, cinco eran españolas. Esto fue clave para que el coronel Montano, quien se había autoexiliado en Estados Unidos, fuera puesto a disposición de las autoridades ibéricas.

Enseñanzas del caso
Los primeros años de lucha se vieron marcados por insultos y amenazas, contrario al apoyo mediático y popular de tiempos recientes. José María Tojeira, SJ, provincial de Centroamérica cuando ocurrió la masacre de los jesuitas, invitó a estudiar y rediseñar los sistemas de justicia de América Latina, muchos de los cuales están marcados por la corrupción.

De igual manera, llamó a reconfigurar la concepción que se tiene sobre las víctimas, quienes han sido observadas como las fracasadas de la historia. “Vivimos en la cultura en la que lo importante es ser un triunfador. Hay que trabajar para que todos podamos desarrollar plenamente nuestras capacidades. No va a haber dignidad humana si no rescatamos la dignidad de las víctimas”.

Por su parte, Almudena Bernabéu reconoció las renovaciones en las facultades universitarias donde se apuesta por el aprendizaje práctico a través de casos como el del coronel Montano. Llamó a impulsar el involucramiento por parte de jóvenes abogados en casos reales. Al mismo tiempo, reflexionó sobre el factor del tiempo como un aspecto positivo para desentramar un acontecimiento tan complejo en la búsqueda de justicia.

Sucesos Puebla
SucesosPuebla
Periódico Digital Puebla

Deja una respuesta