/

Educativas

IBERO Puebla recibe a jóvenes de nuevo ingreso

La Universidad Jesuita enciende motores de cara a un semestre crucial para la consolidación de las clases presenciales, siempre al margen del pulso del coronavirus.

IBERO Puebla recibe a jóvenes de nuevo ingresoFoto: Cortesía

La vida universitaria en la IBERO Puebla se acerca cada vez más a los tiempos prepandémicos. Prueba de esta misión que buscará cumplirse a lo largo del periodo Otoño 2022 es la celebración híbrida de la tradicional jornada de Inmersión para una nueva generación de estudiantes de licenciatura.

En diferentes espacios presenciales divididos por departamentos académicos, el Mtro. Mario Patrón Sánchez, Rector de la Universidad Jesuita, deseó al alumnado entrante que la Institución se convierta en su segunda casa. “El hogar es donde crecemos, nos desarrollamos y tenemos personas cercanas”.

La IBERO Puebla se distingue por la búsqueda de una formación integral que brinde a la sociedad personas espiritualmente fuertes y profesionalmente comprometidas con el mundo. “No serán receptores de conocimiento, sino constructores. Estamos vinculados con la realidad para transformarla”, subrayó el Rector.

Patrón Sánchez también provocó al alumnado a convertirse en fuente de diálogo, crítica y acción por la igualdad sustantiva. Al mismo tiempo, exhortó a aprovechar la etapa universitaria para construir un acervo de conocimientos técnicos, pero también de experiencias trascendentales que subsanen las carencias que dejó el encierro por la COVID.

Previo al encuentro en campus, se brindó un propedéutico virtual que revisó fugazmente las áreas más importantes de la Universidad. Allí, la Dra. Lilia Vélez Iglesias, directora general Académica, celebró: “Estoy convencida de que han tomado la mejor elección de sus vidas. A partir de hoy son estudiantes de una universidad jesuita”.

Premisa que fue desarrollada por el P. Manuel Solís Echeverría. El integrante de la Junta Jesuita de la Institución reivindicó la vocación humanista al asegurar que un estudiante de la IBERO Puebla será capaz de identificar causas por las cuales valga la pena dedicar la vida, siempre con el objetivo de construir una sociedad más justa y solidaria.

La Compañía de Jesús, la organización educativa más grande del mundo, practica la pedagogía ignaciana que instruye a los estudiantes a ser personas competentes, compasivas, conscientes y comprometidas con los demás para promover el desarrollo sostenible. Ello quedó reflejado en las exposiciones virtuales de las áreas relacionadas con la vida escolar, el cuidado integral y el desarrollo comunitario.

El alumnado de primer semestre también tuvo un visionado panorámico de las actividades que podrán sumar a su nueva vida como universitarios. En esa línea, el Mtro. Alfredo Castillo Romero, director general del Medio Universitario, deseó que la universidad sea una oportunidad para el crecimiento a niveles académico, deportivo, cultural y social, ya sea al interior del campus o en diferentes espacios de incidencia.

Se hizo especial énfasis en la oficina de Educación Virtual, responsable de brindar los andamios que han sostenido la calidad académica en el ir y venir coronavírico. Sus responsables destacaron la importancia de construir un aprendizaje autónomo y colectivo basado en la apertura a diferentes experiencias. “Son una generación acostumbrada a la motivación externa, a recibir likes. La motivación que viene desde dentro de ti es la que va a darte mucho más poder”.

Finalmente, algunos estudiantes compartieron sus experiencias como integrantes de la Comunidad Universitaria. Diego Salamanca Cobos, estudiante de la Licenciatura en Literatura y Filosofía, destacó el compañerismo y espíritu de servicio como valores que caracterizan al alumnado de la Casa de Estudios. “Es una universidad que no se queda solo en las aulas”. Y remató: “Vamos a las calles y somos activos”.

Cada grupo de nuevos estudiantes tuvo la oportunidad de recorrer el campus y encontrarse con coordinadores, profesores y compañeros de semestres avanzados. Tanto en los espacios virtuales como en los presenciales se realizaron diferentes dinámicas para comenzar a construir lazos entre los jóvenes que integrarán la primera generación de nuevo ingreso en la pospandemia.

Deja una respuesta